domingo, 26 de julio de 2015

BORRACHITOS EXTREMEÑOS "PESTIÑOS"




BORRACHITOS EXTREMEÑOS



Otra forma de llamar a los clásicos pestiños, éstos pequeñitos, de tamaño bocado, como ya me conocéis, otro gran dulce antiguo y de sartén, que como bien sabéis son los que más me gustan y son este tipo de recetas las que me impulsaron a crear este blog, para que las recetas "nuestras recetas" no se olviden.

Antes de nada MUCHAS GRACIAS a tod@s por preocuparos por mí, durante todo este tiempo que no publico he recibido muchos mensajes y llamadas. Gracias Amig@s.



Uno de los principales motivos de “mi ausencia de recetas” no sólo es la tristeza de haber perdido a mi madre, es el no tener ordenador, desde el móvil no puedo hacerlo y tampoco editar mis fotos, recortarlas y ponerle mi marca de agua, así que no me ha quedado más remedio que tenerlo parado, no obstante voy poco a poco visitando vuestras publicaciones que no me gustaría perderme vuestras delicias. 

Gracias tambien a quienes pese a mi ausencia has seguido compartiendo sus recetas en mi grupo de facebook, tanto yo como mis amig@s os lo agradecemos.


Esta receta estaba preparada desde el año pasado pero las fotos se perdieron junto a otras en el otro ordenador, así que las he repetido de nuevo.

Todos sabéis mi predilección por las recetas de dulces tradicionales y si encima son dulces de sartén ya me pierden.


En etiquetas podreis visitar todas las que tengo publicadas, son unas cuantas y a cual más rica, las encontrareis en dulces de sarten y antiguas.



No me cansaré de repetir lo que me gustan las recetas que hacían nuestras abuelas, con pocos ingredientes, lo que se tenía por casa y aun así hacían delicias como estas.


Son unos dulces de bocado, muy parecidos a los clásicos pestiños aunque como muchas recetas, ligeramente diferentes, incluso aun siendo los mismos ingredientes, en cada comarca se denominan diferente.


Yo siempre he escuchado “en mi tierra” que se les llaman borrachitos porque llevan vino y los pestiños llevan especias, pero la masa es muy parecida.


Es una receta que hacía con mi madre, ella la aprendió de la suya y así hasta perderse en la memoria, así que con vuestro permiso: VA POR TI MADRE, QUE DESDE EL CIELO LOS DISFRUTES CONMIGO, TE QUIERO Y TE ECHO DE MENOS. ESPERO ESTES JUNTO MI PADRE Y DISFRUTEIS JUNTOS DEL PARAISO.


Mi madre los hacía muy a menudo sin ser fiesta especial, simplemente cuando le apetecían ya que es fácil y rápido y encima cunden mucho, así que en poco más de 40 minutos nos tenía preparado un rico dulce para las meriendas o desayunos de días festivos y por poco dinero.





Espero que os animéis a probarlos, personalmente prefiero estos dulces a tartas y pasteles.



Ingredientes:

Como medida usaremos un vaso tamaño agua, cada cual que elija el tamaño que tenga, cuanto más grande el vaso, más cantidad de masa obtendréis.

El que yo he usado es de 200ml.

1 vaso de vino blanco (yo suelo usar vino de cocinar y me gusta el verdejo o un rueda suave)

1 vaso de aceite de oliva suave

-Aproximadamente 3 vasos de harina común o de fuerza, el que tengais

Dos cucharadas colmadas de anís en grano (matalahúga)

½ copita de anís líquido (cazalla, aguardiente anisado) unos 50ml.

Para pasar: mezcla de azúcar con una cucharada de canela en polvo o solo azucar si no os gusta la canela.


Aceite suave o de girasol abundante para freír.

Nunca los he visto pasados por agua miel como los pestiños pero si os gusta podéis probar, son delicados y algo quebradizos, así que quizás se os rompan, por eso siempre se hacen pasados por azúcar.


También descubriréis que en la masa no lleva azúcar, el anís líquido ya le aporta dulzor suficiente y como luego van pasados por azúcar, serían demasiado dulces.


- Para simplificar, jejjeje las medidas son aproximadas, si la harina es muy seca necesitareis un poco menos y si es muy húmeda necesitareis un poco más.
La masa tiene que ser como la de pan o la de pizza, suave pero que se pueda estirar sin romper.





Como hacer:

Ponemos en una cazuela el aceite, el vino y el anís tanto líquido como en grano.



Lo llevamos a hervir a fuego medio.

Cuando rompa a hervir lo retiramos del fuego.


Ponemos en un bol la harina, reservando medio vaso para luego el amasado.

Echamos los líquidos en caliente en el centro de la harina, así la escaldamos y luego se hincharán más al freír.
- Personalmente me gusta dejar el anís en grano en la masa, si no os gusta encontrarlo al comer, podéis colar antes de añadir.


Remover al principio con lengua de goma o cuchara de palo, tener cuidado que está caliente.



Cuando veamos que se ha humedecido bien toda la harina, podéis echar la masa en la encimera, espolvorear un poco de la harina reservada.





No es una masa difícil de trabajar, tampoco se pega a la encimera, así que simplemente amasáis hasta que notéis que la masa está suave, añadir el resto de harina y amasar hasta que esté integrada.





Metemos de nuevo en el bol y cubrimos para que no se reseque con un paño limpio o film transparente.

Dejamos reposar 30 minutos para que pierda elasticidad, incluso si la metéis en el frigorífico aguanta perfecta 24 horas.



Poner aceite suave de oliva o de girasol a calentar, tiene que ser un perol o sartén honda ya que crecen al freír.


Preparamos una bandeja con bastante papel de cocina para que escurran una vez fritos y eliminen el aceite que tengan.


Cogemos pequeñas porciones de masa, como una pelota de tenis y la estiramos fina, de unos 2-3mm de grosor.


Cortamos con un cuchillo pequeños cuadrados, como de 4x4cm. 


No es una medida exacta, unos saldrán más grandes que otros.


Simplemente juntamos dos esquinas encontradas como os muestro en las fotos y apretamos bien para que se peguen.


Cuando tengamos unos cuantos los echamos a la sartén con el aceite caliente pero OJO, SUAVE, que si no se fríen y doran muy rápido y se quedan crudos por dentro. 

Siempre recomiendo hacer una prueba con uno, en cuanto lo noteis dorado le dais la vuelta y cuando se dore por el otro lado, deveria tardar menos de un minuto por cada lado, sacar y bajar un nº el fuego, asi el aceite estará en su punto (mi vitro es hasta el 9 y yo el primero lo frío en el 7 y luego lo bajo al 6).




Yo no suelo poner muchos de golpe, crecen un poco y notareis que se hinchan y les salen pompas de aire, es así.


uno antes de freir y otro recien hecho, ya veis lo que crecen.



Cuando estén dorados los sacamos escurriendo bien el aceite, echamos sobre papel absorbente y seguimos friendo otra tanda.



Cuando notéis que ya no sueltan aceite pasar con cuidado pues está caliente por el azúcar mezclado con la canela y ponemos en bandeja hasta que se enfríen.





Ya veis cuantos han salido.



Ahora un consejo: ATAROS LAS MANOS PUES VA A SER CASI IMPOSIBLE RESISTIRSE AL OLOR QUE TIENEN.



Animaros, os van a encantar.

Gracias por venir a visitarme y vuestros comentarios.

Espero poco a poco volver con mis recetas y consejos.
Podeis seguir visitandome tanto en mi página como en mi grupo de facebook, por allí me es más facil compartir.


Un fuertiiiisimo abrazo.













18 comentarios:

  1. Hola guapísima !!!
    Una gran sorpresa verte por aquí, pero sabes que con mucha alegría.
    Primero te escribo y después me ato las manos jaja. En el fondo, por muy fino que nos pongamos con muchos postres, éstos tradicionales son los que gustan de verdad y en todas las ocasiones.
    Como bien dices, recuerdan totalmente a los pestiños, aunque tengas sus matices.
    Anda que no me hubiera comido hoy unos cuantos con el café de la tarde.
    Estoy segura que si las personas que queremos pueden vernos, allí donde estén, hoy habrá celebrado con alegría tu entrada.
    Besotes regordos mi querida amiga, espero que sea la primera de muchas entradas más.
    Feliz Semana,

    ResponderEliminar
  2. Buenas noches, no se si eres extremeña, yo si. Mi familia noes muy de hacer dulces, pero valoro mucho estas recetas caseras que pasan de generacion en generacion y que por muchas modernuras que haya no hay manera de superarlas. Me encantaría adoptar esta receta en mi recetaro, ya que mi madre nunca los hizo y yo lo valoro mucho, te la pido prestada. Ya te dire como salieron. Siento tu perdida, seguro que desde donde esta está viendo la labor tan buena que haces.

    ResponderEliminar
  3. Siento mucho lo de tu madre y ya me extrañaba no verte por aquí con nuestras recetas y esta tuya tradicional que nos gusta tanto. Anímate y te entretienes con tu blog que nos quita de mucho pensar hija.Bsss

    ResponderEliminar
  4. Hola!!! Bienvenida de nuevo.
    Siento en el alma la pérdida de tu madre, es un dolor muy grande, yo también he pasado por ahí y lo sé bien. Creo que algún día estaremos de nuevo todos juntos en un cielo ideal.
    Te mando un fuerte abrazo.
    Besitos

    P.D-La receta de las que me gustan a mí, las de toda la vida! Mmmm

    ResponderEliminar
  5. Hola Pilar ! siento mucho la perdida de tu madre ,me alegra volver a leerte de nuevo ,tu receta fantastica como siempre
    besitos

    ResponderEliminar
  6. Como me gustan los dulces "antiguos y con sartén " ... una maravilla ... te hemos echado muuuuucho de menos !!!
    Besos
    Miguel
    lareposteriademiguel.com

    ResponderEliminar
  7. Uys... pues no tenia idea Pilar, ahora entiendo que estuvieses apartada , pero ya ves.. tu madre siempre la tendrás a tu lado gracias justamente a estos recuerdos y a sus recetas. Me la llevo , con tu permiso ... con todo el cariño del mundo y guardadita para hacerla en cuanto pueda..
    Un abrazo guapisima..eres la alegria del g+
    besitos

    ResponderEliminar
  8. Me alegro que hayas vuelto a publicar. Esos dulces se parecen a los pestiños cordobeses, que se hacen con vino, pero los míos llevan mas especias.
    Te voy a dejar enlace a mi receta para que veas la similitud.
    El olor es especial,duran muchìsimo y es mi dulce frito preferido y también el de mi madre.

    PESTIÑOS DE CORDOBA
    http://micocinayotrascosas.com/2007/04/pestios-de-cordoba.html

    ResponderEliminar
  9. Me encantan , yo me guardo la receta para el invierno que tengo más tiempo y apetecen en casa estos dulces , ahora no nos sacan de los helados.
    me alegro muchísimo de tenerte de vuelta y espero que durante mucho, mil besos Pilar y un achuchón grande!!

    ResponderEliminar
  10. Me encanatan los dulces caseros tradicionales, mi abuela solia hacer pestiños , que yo creo que son iguales, por semana santa. Besos !!!

    ResponderEliminar
  11. Que alegría verte de nuevo por estos lares!!!
    Efectivamente, como bien dijiste en el grupo, son mis receta favoritas, las de antaño, tradicionales, las de siempre, las de andarporcasa...
    La receta es MUY similar a la que suelo hacer, pero aquí le llamamos pestiños, por eso te pregunté cuando pusiste el nombre... de todos modos, sea como sea o como se llame, están superdeliciosas.... y yo también los hago cuando nos apetecen (eso si, procuro que no haga estos calores ajjaja)
    Me alegro de vuelta al redil y espero con ilusión tus proximas recetas... un besote

    ResponderEliminar
  12. Hola Pilar cielo, gracias por avisar ya sabes que este verano estoy un poco desconectada.
    Me encantan tus dulces, me gusta como lo explicas y el empeño que pones en todo lo que haces, estos, yo nunca los he probado pero se ven riquísimos . ya estan en pendientes para hacer.
    Yo me llevo un par para el desayuno de mañana.
    Tu madre desde el paraíso estará orgullosa de ti y tus manos para hacer estos platos tan maravillosos
    Un abrazo muy ,muy grande
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  13. Querida amiga. Menuda sorpresa me he llevado al ver que publicas de nuevo y con todos los honores. Ya te han visitado muchos amigos y amigas comunes y no es para menos porque te echamos de menos a ti y a tus maravillosas recetas tradicionales, preparadas desde el corazón y la gran experiencia y cariño con las que nos las ofreces.
    Poco a poco irás regalándonos más y yo siempre estaré con las manos atadas pero disfrutándolas con gusto.
    Tu madre, desde allí donde esté estará bien orgullosa de ti y espero que te dé fuerzas para seguir disfrutando de todo lo bueno que la vida nos depara.
    Esta receta no la conocía. Mi suegra no era muy de dulces y aunque su recetario de Extremadura salado era bueno, de las perrunillas, no salía.
    Tienen que estar de muerte estos borrachitos, así que me llevo en la mente la idea de cómo tienen que saber y oler.
    Gracias por avisarme de tu vuelta y espero que no tardes en regalarnos otra de tus recetas y toda la sabiduría. Siempre aprendemos de ti.
    Un besazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  14. No sabes bien lo que me ha gustado que me visitaras mi blog, ya que si no es asi no conoceria el tuyo y las cosas tan buenas que me estaba perdiendo de las buenas de verdad. Anotadito me que da tu blog y un buen repaso le voy a dar a tu cocina, Como tu mis dulces preferidos son los de cuchara como me pierden y estos tipo pestiños tienen que estar de muerte, Sabes ????? me encanta tu blog, bikiños

    ResponderEliminar
  15. No sabes bien lo que me ha gustado que me visitaras mi blog, ya que si no es asi no conoceria el tuyo y las cosas tan buenas que me estaba perdiendo de las buenas de verdad. Anotadito me que da tu blog y un buen repaso le voy a dar a tu cocina, Como tu mis dulces preferidos son los de cuchara como me pierden y estos tipo pestiños
    tienen que estar de muerte.La pena es que no pueda olerlos, ya que me ha faltado el olfato hace unos meses. Sabes ????? me encanta tu blog, bikiños

    ResponderEliminar
  16. me alegra mucho verte de nuevo ¡¡¡ un besazo princesa

    ResponderEliminar
  17. uff, Pilar siento mucho lo de tu madre, mucha fuerza y un beso y abrazo muy gordos....
    aunque de vez en cuando me alegra tenerte de nuevo por aqui, con recetas como esta nos tienes a todos robados, a mi tambien me encantan los postres fritos, de los de las abuelas, de los de toda la vida.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  18. Yo también soy una inutil para escribir o editar con el móvil, vamos que ni me lo planteo así que entiendo que no publiques más a menudo, espero que poco a poco soluciones el problema con el ordenador y que vayas superando esa tristeza, piensa que a tu madre no le gustará verte tan triste, mejor recuerdala con recetas como esta que seguro que te sacan una sonrisa
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por tu comentario, un blog crece gracias a ellos.

Si quieres que hable de tu producto, házmelo llegar y yo lo pruebo,
contacta conmigo en lasdeliciasdepilar@hotmail.com.

Si tienes alguna pregunta sobre cualquier receta no dudes en preguntar, te contestare debajo de tu comentario.
Muchas gracias por tu visita y si te gusta mi cocina hazte seguid@r, entra en la versión web donde podrás hacerlo y no te perderás ninguna de mis recetas e historias.