sábado, 21 de diciembre de 2013

Nevaditos de navidad



Nevaditos de navidad

Otra receta de mi tía Pili, la hermana pequeña de mi madre.

Esta receta ya os comente el pasado año que es igual que la de los mantecados extremeños,
tan solo cambian un par de cosas:
El tiempo de horneado, que al ser mas gordos, tardarán unos minutos más en hacerse;
le pongo un poco menos de vino ya que le añado el zumo de medio limón o naranja para aromatizar y en vez de pasarlos una vez hechos por azúcar en grano, se emborrizan en azúcar glas, de ahí el nombre de “nevados”, por el efecto óptico del azúcar molido en su superficie.

Esta receta, la tengo un cariño especial, ya que es de esas que recuerdas desde muy pequeñ@ en casa y en estas fechas de navidad, donde aunque much@s no se lo crean, no había turrón, sólo los más pudientes: del duro y del blando;
Ni mazapán, ni bombones, ni trufas, ni brazos, ni muchos de los dulces que creemos clásicos pero que en realidad son nuevas modas “más modernas”, que parece que hoy en día “si no se tienen, no es navidad”….. Y luego “venga las dietas milagro” en enero, jejejejeje.

En cambio, lo que nunca faltaban en los hogares humildes eran los dulces caseros hechos con todo el cariño de las madres y abuelas: roscos, polvorones, empanadas, mantecados y quien era mas mañosa, incluso las clásicas pastas de té, que para eso era la fiesta donde se celebraba el nacimiento de nuestro salvador y donde nos reuníamos todos.

En las navidades, en mi casa solíamos ir a ver a la familia “como casi todas las familias que habían emigrado lejos de su tierra y de los suyos, en cuanto teníamos vacaciones, nos íbamos al pueblo a pasarlas junto a ellos” costumbre que por desgracia, cada vez se va perdiendo más, con estas nuevas tendencias y nuevas tecnologías, incluso desde que se ha instalado el teléfono en la mayoría de hogares, se ha perdido por completo el ir casa por casa de nuestros familiares y amigos a felicitarles las navidades, compartiendo junto a ellos una comida, cena o merienda o simplemente un buen abrazo, hasta escribir una tarjeta de felicitación está desapareciendo….


Anda que no me tenían envidia algun@s compañer@s del colegio en verano y en navidad: yo me iba de viaje “al pueblo” y encima comía ricos manjares y vivía experiencias diferentes, la reunión de tantos primos, la matanza, etc. a las que ell@s que se quedaban en la ciudad no tenían.

* Como somos familia numerosa, según llegábamos al pueblo nos repartíamos entre las casas de mis tías para no ser una carga solo a un@ familia y de este modo también mis padres podían hacer más cosas sin necesidad de estar todo el día pendientes de nosotr@s.

Yo solía irme a casa de mi tía Pili, la hermana pequeña de mi madre, ya os lo he contado en varias ocasiones que siempre que podía, me iba allí con ella, que me gustaba ayudarla a hacer los dulces, luego ella vendía a particulares que se los encargaban.

Fuera aparte de la religión católica y de las distintas provincias, en estas fechas invernales, en todas las casas  se celebraba la navidad con mucho cariño, sin lujos ni regalos, pero con la esperanza de reunirse todos juntos alrededor de una mesa.

Siempre recordare esos años de mi niñez con muchísima añoranza y cariño, echando de menos esas reuniones donde al menos siempre habían villancicos y risas, muchas muestras de cariño que hoy en día ya no se ven, ya que no siendo en bodas o entierros, el juntarse mi gran familia “todos juntos como cuando éramos niñ@s” es prácticamente imposible.

Aquí mis padres y sus 9 hij@s.
 Aquí parte de mi familia materna y mi abuela paterna en una boda junto a sus 13 hij@s.




Ingredientes para unos 50 nevaditos:
- ½ k de manteca de cerdo “del tiempo”
- 100 ml de vino blanco suave
- 150 g de azúcar
- 500 g de harina todo uso
- una cucharada de canela en polvo
- ralladura de limón o naranja al gusto
- el zumo de ½ limón o naranja, depende de lo que hayáis usado.
Azúcar glas para pasarlos una vez hechos.

* De nuevo este año he hecho solo la mitad de la receta, ya que también he hecho mis famosos polvorones tradicionales y un montón de galletas para decorar y regalar, que no cuesta mucho hacer de más para luego tener un detalle con esas personas que vengan a felicitarte las fiestas ¿no creeis?

Como hacer:
Batir bien la manteca hasta que coja consistencia como de nata, es por esto que recomiendo tenerla del tiempo, cuando está fría, es más difícil batirla a mano.


Añadir el vino, la canela, la ralladura de limón o naranja, el zumo colado y mezclar un poco con una cuchara de palo o las varillas, lo que queráis.

Echamos el azúcar y mezclamos.

Ir añadiendo harina hasta que la masa quede esponjosa para poderla pasar a rodillo, dejándola de 1 cm. de grosor.


La doblamos como si se tratara de hojaldre “en 3” y la dejamos descansar 30 minutos en frío.

Pasado el tiempo de reposo, la estiramos levemente, tiene que tener un buen grosor como de 1’5 -2cm.

Cortar con los cortapastas de las formas deseadas, esta vez los he cortado cuadraditos.

Poner en placa con papel, separados, que no se toquen, pues crecen un poco y se pegarían.

Horno 200º y sin aire, hasta que se doren un poco, aproximado 18-20 minutos, depende mucho de vuestro horno, en la parte medio-baja del horno.

Cuando se templen, pasar bien por azúcar glas.


Dejar en bandeja hasta que se enfríen totalmente.

Espolvorear con un colador, un poco más de azúcar glas, dándole esa terminación “de nieve”.

NO LOS CONTEIS, JEJEJEJ NO ME RESISTO A COMERME UNO RECIEN HECHO, ES MAYOR A MIS FUERZAS, JAJAJAJAJA. 


Así os enseño como quedan por dentro, en cuanto se enfríen por completo, quedan más secos y crujientes, que os recordará la textura de las hojaldrinas.




Se conservan muy bien en una caja de lata con papel de seda.

Aquí la muestra de lo que he estado haciendo hoy, preparando ya los dulces para estas navidades: Polvorones tradicionales y las galletas de navidad.



Os aseguro que son unos nevaditos suaves y ricos, ideales para acompañar cualquier mesa de dulces de navidad y que cuando los probéis, os van a encantar.


Si me da tiempo, os enseñaré otra receta tradicional antes de que acabe el año, si no: 
A TOD@S L@S QUE ME HABÉIS ACOMPAÑADO ESTE AÑO, GRACIAS, MILES DE BESOS Y ABRAZOS.
OS DESEO DE CORAZÓN QUE TENGÁIS UNAS FELICES FIESTAS Y QUE EL PRÓXIMO AÑO OS BRINDE POR LO MENOS, SALUD, TRABAJO Y PROSPERIDAD.

Un abrazo fuerte.



miércoles, 18 de diciembre de 2013

Palmeras de frutas #RecetasSolidariasParaNavidad




Palmeras de frutas 
RecetasSolidariasParaNavidad
Estos pastelitos, se me ocurrieron un día que tenía invitados para comer y casi no había nada de postre, algunas frutas y poco más. Desde entonces, los repito con frecuencia, pues aparte de ser muy fáciles de hacer, siempre gustan.

Como ando tan escasa de tiempo para publicar nuevas recetas, os dejo esta antigua para que la hagáis.
He tenido en casa mucho jaleo, entre obreros, fontanero, etc... y a mi marido de baja por una lesión leve en dos dedos, pero que ha estado un mes de baja, así que no tengo tiempo de nada.

No me he alejado de los fogones, los que me seguís en Facebook, sabéis que estos días he hecho unos canutillos rellenos que no me han dejado casi ni sacar una foto; también estoy haciendo de nuevo mis dulces clásicos de navidad que ya están publicados: polvorones, mantecados, turrón de café, nuevas galletas, etc.... que ya os dije en su momento que siempre hago para estas fechas y que podéis ver pinchando en etiquetas "Navidad".

He querido rescatar esta receta para que veáis que preparar una bandeja de ricos postres para estas navidades no es difícil ni caro, teniéndolo todo preparado, se tarda muy poco tiempo en montar y cunde mucho, para estas fechas donde estamos todos juntos, en familia, disfrutando de la compañía de nuestros seres queridos, pero no es necesario gastar una fortuna en dulces, ya veis, yo los hago caseros y los regalo a mis familiares y amigos, con el gusto de recibir algo hecho con todo el cariño y casero, que es doblemente bueno.

Para preparar esta bandeja, no he gastado mas que 4€, así que mirar si sale barato.


Con esta receta, me uno a la iniciativa impulsada en Facebook del banco solidario de #RecetasSolidariasParaNavidad  para esas familias que no llegan a fin de mes, con el simple gesto de compartir recetas económicas para que tod@s podamos hacerlas en estas fechas que se aproximan.


¿CÓMO PODEMOS COLABORAR?
Si queréis hacer un donativo elaborando una receta económica, entrar aquí donde están puestas las mínimas reglas para que nuestra receta tenga cabida en esta categoría.

Entrar en el grupo #RecetasSolidariasParaNavidad donde encontrareis todas las donaciones de los demás, no solo podréis copiar todas las recetas donadas, segurísimo que a mas de un@ nos va a ayudar para elaborar el menú de estas fiestas.

¿POR QUÉ Y PARA QUÉ, SE HA FORMADO ESTE BANCO SOLIDARIO?
Pensando en las miles de familias que lo están pasando tan mal, muchos incluso sin trabajo, con esta crisis y que para nada se pueden permitir gastar más de lo que no tienen, no tengan que renunciar a poner un buen menú en sus mesas en estas fiestas, pero sin arruinarse en el intento.


¿QUIÉN PUEDE COLABORAR?
No solo los autores de blogs, quien quiera sumarse al proyecto SOLIDARIO, tenga o no blog, con que comunique su receta, ya se encargarán de publicarla en su nombre.


Antes, no hace muchos años, cuando yo era pequeña, recuerdo con cariño estas fechas de navidad: no por los regalos (que no habían), tampoco por los grandes banquetes, ni por las fiestas ni por los trajes……. Mis recuerdos son mucho más humildes, son de una familia unida en una mesa, aunque se tuviera para cenar lo de todas las noches “el que lo tuviera” y no tantas cosas que hoy en día parecen imprescindibles o nos quieren hacer parecer.

Como mucho y como algo especial en estas fechas: se tenía ese pollo que se había criado en el gallinero de casa, o ese cerdito o el corderito, engordándolo con cariño, un puñado de nueces o almendras y alguna rosquilla o dulce casero…..

Se sentía amor, risas, canciones y alegría, eso si que es lo importante de estas fechas….

Yo he pensado que con esta receta podría colaborar, ya que se gasta en hacerlos no más de 4€ y salen mas de 30.

Para degustarlos después de la cena y para regalar unos pocos ¿os parece bien?

Personalmente, si me dan a elegir entre un frasco de colonia de la mejor marca del mercado y una cajita con estos dulces hechos con cariño, os prometo que no me lo pienso, ummmmmmmmmmmmmm, que ricos estaban…………

Para quien tenga Facebook y quiera colaborar, pinchar en https://www.facebook.com/hashtag/recetassolidariasparanavidad

Para quien no lo tenga y quiera colaborar con alguna receta, puede mandar un mensaje a: grupoderecetassolidarias@gmail.com


O entrar en el blog creado para este banco solidario de recetas para navidad: http://recetassolidarias.blogspot.com.es/ donde se irán poniendo las recetas donadas, para que cualquiera pueda entrar y copiarla.

No olvidéis poner el hashtag: #RecetasSolidariasParaNavidad en vuestra entrada con la receta donada, donde pinchando enlazará directamente con el grupo.

Poner en el lateral del blog, el enlace correspondiente al banco solidario con la foto del mismo (podéis copiar el que yo he puesto)

Tampoco olvidéis de ir allí para avisarles de que ya lo habéis hecho, poniéndoles el enlace a vuestro donativo, de esta forma se encontraran juntos todos los donativos, para quien lo necesite.

En esta ocasión, he usado palmeras compradas, pero podéis hacerlas fácilmente en casa con dos laminas de hojaldre, se tarda 10 minutos en hornear y listo.

Son muy fáciles de hacer, frescos y suaves y se necesitan muy pocos ingredientes, además cunden mucho y solo tardas 30 minutos en hacerlos, con lo cual, lo podéis tener todo preparado y hacerlos antes de cenar en nochebuena, así da tiempo a que solidifique un poco la gelatina antes de comer, veréis como os gustan y sorprendéis con un postre que se sale de los clásicos turrones y mantecados, mas pesados para tomar después de cenar.

Ideales para servir en fiestas y el día de navidad.


Ingredientes:
- dos paquetes de palmeras de hojaldre (en este caso son integrales sin azúcar, pues son las que tenia por casa compradas, encima más ligeras todavía)
- un kiwi o unos gajos de mandarina
- dos plátanos maduros "pero duros"
- dos mitades de melocotón en almíbar bien escurrido
- un vaso del almíbar de los melocotones
- un puñado de fresas pequeñas cuando es temporada y no están muy caras en el mercado, "se puede cambiar por cualquier fruta vistosa".
- dos hojas de gelatina neutra sin sabor
- 200 ml de nata montada azucarada 
- 200g de crema pastelera económica "ver receta Aquí
Para estos pastelitos, la crema la he hecho en el microondas y tardas 5 minutos en hacerla.

Como hacer:
Poner en una cazuela pequeña la nata, donde luego la vamos a montar y meterla en el congelador mientras hacemos la crema para que este bien fría.

Hacemos la crema para que enfríe antes de usarla.

Yo la cambio rápido del bol donde la he cocido y la meto en una manga pastelera y al frigorífico hasta su uso "se puede tener lista guardada en el frigorífico hasta un día antes"

Mientras enfría la crema, saco la nata del congelador y la monto, cuando ya esta casi montada, le añado dos cucharadas de azúcar y termino de montarla bien dura y también la pongo en una manga en el frigorífico hasta que la voy a usar.

Solo cuando vamos a empezar a montar los pastelitos, pondremos a hidratar la gelatina en agua fría cinco minutos.

Calentar el almíbar de los melocotones 40 segundos en el microondas, solo para deshacer en el la gelatina previamente escurrida. 
Remover bien y reservar.

Cortar las frutas a rodajas pequeñas y colocarlas en un plato llano.
Con todo preparado, empezamos a montar los pasteles:

Pincelar un poco del almíbar con la gelatina por encima de las frutas, primero el plátano que es el que mas rápido se oxida "solo un poco, para que brillen y no se resequen"

Cuando tengáis todas pinceladas, colocar las palmeras en bandejas y procedemos:

Primero cubrir con la crema pastelera todas las palmeras (yo sigo la forma natural de la palmera) así como os muestro:

Después poner un poco de la nata en los huecos que han quedado de la crema.

Ahora ponemos el melocotón, que tenemos preparado en pequeñas tiras, colocando en uno de los laterales.

Seguidamente el kiwi.

Después el plátano en el otro lateral.

Por ultimo, colocamos media fresa en el centro, presionamos con cuidado para que no se nos caigan las frutas.

Pintamos con el almíbar que nos ha sobrado para que se unan bien y queden brillantes.
No os preocupéis si gotea sobre la nata, así quedará unido.

Dejamos reposar 30 minutos para que seque un poco el almíbar y gelifique la gelatina.

Colocamos las palmeras en la bandeja de presentación.

Como veis, son muy lucidos y muy fáciles.
Espero que os animéis y los probéis, están deliciosos, son muy fáciles de hacer y lucen un montón en cualquier mesa.


Una amiga de facebook, lo ha hecho para esta navidad y me ha mostrado su resultado. 
Les ha gustado mucho. Me alegro. 
Gracias Andrea Rodriguez Rios.




Buen provecho y FELIZ NAVIDAD.