lunes, 28 de mayo de 2012

Pastel de queso con melocotón.


Pastel de queso con melocotón.


Este pastel, suave, de delicado sabor, es uno de los que mas gustan en casa junto a los de manzana.



Lo comí por primera vez hace más de 20 años en un restaurante de Segovia y la cocinera muy amablemente, me dio la receta. 


Aunque parezca empalagoso por llevar almibar, no lo es en absoluto, es suave y delicado, sorprendente por la mezcla de queso y melocotón. 

A los amantes de las tartas de queso LES VA A ENCANTAR.
Ingredientes para un molde de 24cm:
- 4/5 mitades de melocotón en almíbar, (yo suelo usar el de almíbar ligero, así casi no está dulce)
- 200g de queso fresco tipo Burgos o cremoso.
- 80g de queso semicurado.
- 150ml del almíbar de los melocotones.
- 2 cucharadas de azúcar *opcional, yo no se lo suelo  poner.
- 3 cucharadas colmadas de harina de repostería (unos 100g).
- 2 cucharadas de mantequilla.
- 6 galletas tipo maría ó unas magdalenas.
- 1 placa de masa quebrada (yo uso la casera o la del mercadona congelada).
- ralladura de un limón.
- 1 huevo grande.

Como hacer:
Siempre tener los ingredientes a temperatura ambiente antes de usar.

Extender la masa con el rodillo, podeis hacerlo sobre la mesa enharinada o sobre el papel de horno que traen, hasta que tenga la medida necesaria para cubrir el molde.

Forrar un molde con papel, cubrir con la masa, pinchar con un tenedor y forrar con más papel de horno. Yo le pongo unos garbanzos encima, para que tenga peso y no suba.

Precocer 12 minutos en horno a 180º y reservar.


Mientras se hornea la base podemos preparar el relleno.

Desmenuzamos el queso fresco en un bol, añadimos el queso semicurado que habremos rallado. Mezclar.

Echar la harina, mezclar.

Ahora echar el azúcar.

Echar la ralladura del limón.

Mezclamos todo y echamos el almíbar de los melocotones.

Echamos la mantequilla, que tendremos liquida pero no caliente.

Mezclar todo bien y añadir el huevo.

Batimos todo con la batidora.

Quitamos los garbanzos y el papel de la masa precocida "con cuidado, quema" y desmenuzamos encima las galletas para cubrir el fondo de la tarta y evitar que se reblandezca con el relleno líquido que vamos a poner encima.


Echamos el relleno encima, con cuidado de no levantar mucho las galletas.

Colocamos el melocotón por encima. 

Podéis ponerlos como mas os gusten, enteros boca abajo ó en láminas. 

Esta vez los he puesto en láminas porque eran muy grandes, pero queda muy vistoso si le poneis los medios melocotones boca abajo bien colocados sobre la tarta.
En este punto, si os gusta muy dulce, espolvorear azúcar por encima. 

Yo no se la pongo, pues me gusta que sepa bastante a queso y no me gusta muy dulce, vosotros elegís.

Hornear 30 minutos a 180º, calor arriba y abajo y en la zona medio baja del horno.

Cuando este dorado, sacar y dejar enfriar al menos 4 horas antes de desmoldar.

Una vez frío, colocar en la fuente de presentación.

Guardar en frío.
Podeis decorarlo con brillo pastelero o mermelada de albaricoque.
Os enseño el corte.

Es un pastel que no esta muy dulce, pero es ideal después de una comida copiosa, ya sean legumbres o carnes.
Que os aproveche.


viernes, 25 de mayo de 2012

Roscas Floras y un dos por uno


Roscas floras. 
Receta extremeña.
Como much@s ya sabéis, yo tengo raíces Extremeñas, y claro, la tierra tira mucho en los gustos culinarios.

Esta vez, os enseño unos de los dulces tradicionales que se hacían en Extremadura, en tiempos de matanzas, para el aprovechamiento de la manteca, preludio de los dulces de navidad y que también se hacían para los bautizos.

En América esta masa flora, frola o masa real que es como se la llama también, es muy usada para tartas o pasteles ya que es una masa suave y muy muy rica.

Ingredientes:
- ¼ k manteca de cerdo del tiempo

- 125g azúcar blanco

- 3 huevos grandes (yemas para la masa y claras para el merengue)

- ½ k harina de repostería, aunque la receta original dice que de fuerza, pero yo lo he probado con las dos y me gusta más con harina fina.

- 150g azúcar glas para el lustre.

Como hacer: intentar siempre no amasar mucho, solo para que se unan los ingredientes.

Mezclar en un barreño, la manteca con el azúcar blanco, con ayuda de una cuchara de palo, despacio, que se ponga cremosa, (yo lo he hecho directamente con una lengua).

Separar las yemas de las claras y reservar estas para el lustre.

Batir las yemas con unas varillas, suavemente, e ir incorporando a la mezcla de manteca, hasta que forme una masa cremosa.


Incorporar la harina tamizada, poco a poco, en tres tandas

primero incorporar bien la primera antes de echar otra tanda, hasta formar una masa ligera, con textura como la pasta brisa.

No amasarla demasiado, solo lo justo para que se integre bien la harina, meter en una bolsa de plástico y dejar enfriar en el frigorífico por lo menos 20 minutos.
Si quereis podeis hacerla el dia anterior y dejarla en frio hasta su uso. 


Así la hago yo: 
Estirar la masa sobre la mesa con harina, mejor dividirla en dos bolas para que no se caliente, de un grosor de 1cm.

Hacer las roscas con el cortador redondo


y el centro lo hago con un descorazonador de manzanas, pero si no tenéis, usar un tazón mediano para la rosca y un vasito de chupito para el centro y colocar en una placa con papel de horno.


También las podéis hacer como si fueran rosquillas, con la mano. 

Así las hacían nuestras abuelas, haciendo primero un churrito que juntaremos las puntas, colocamos sobre la mesa de trabajo y las aplastamos un poco, siempre que queden de mas o menos 1 cm de grosor.

Reservar en un sitio fresco hasta que las valláis a hornear.

Preparar el lustre:
Aquí hay dos maneras de hacer el lustre: con glasé blanco (cuando ya están horneadas) y quedan blancas y brillantes ó con merengue horneado y un poco doraditas (a mi personalmente me gustan con el merengue horneado y así os las he hecho esta vez)

Vosotros elegís.
- Para el merengue horneado, poner una cazuela con un poco de agua al fuego. 
Cuando empiece a hervir, bajar al mínimo el calor, "esto es muy importante para que no se cuajen las claras" y colocar encima el bol, preferiblemente de acero ó cristal, que no toque el agua, solamente el vapor del agua cociendo, donde tendremos las claras con el azúcar glas y sin dejar de remover con una lengua, daremos vueltas a las claras hasta que veáis que no se nota el azúcar y se ha disuelto queda transparente, como si no tuviese azúcar.


En este punto, sin quitar del calor el bol,  montar con las varillas las claras hasta conseguir un merengue blanco y brillante.

Reservamos en frío.

Como hornear las roscas:
- Si le vais a poner el glasé blanco hay que cocer totalmente las roscas antes.

Hornear las roscas a 180º en la parte medio baja del horno durante 15 minutos, hasta que veáis que están un poco doradas. 
Sacar y dejar enfriar en la bandeja antes de adornar, no las manipuleis mucho en caliente ya que hasta que no enfrían son quebradizas.

Poner el glasé blanco en una manga pastelera con boquilla rizada y adornar las roscas por encima, dejar secar bien el glasé y despegarlas con cuidado.


Se guardan en una bolsa bien cerradas y duran 15 días perfectas.


- Si le vais a poner el merengue cocido hay que precocerlas antes:

Hornearlas 12 minutos, en la parte baja del horno a 180º.

Sacar y dejar entibiar. 

Meter el merengue en una manga pastelera y ponerle encima siguiendo la forma de la rosca.


Hornearlas de nuevo a 180º calor arriba y abajo, en la parte medio baja  del horno y durante 8 minutos más, vigilar que no se os doren mucho.


Dejarlas enfriar totalmente antes de sacar de la placa, con cuidado pues se rompen fácilmente, pasa igual que con los mantecados.


Se guardan mejor en una caja de lata.

Como veréis, hay dos formas de hacer estas roscas, pero las dos están muy ricas.
Incluso la masa sola es ideal para pastas y galletas.

Colocar en bandeja de presentación y a degustarlas, bien solas o acompañadas de un café.


Veréis que buenas están.

Como me ha sobrado merengue, he hecho unos mimos o merengues secos  horneándolos a 120º durante 1 hora. Los dejas dentro del horno apagado con la puerta semi abierta y les he puesto por encima sirope de fresa.


Se los dedico a mi amiga Paqui Acevedo Dominguez, de Puebla de la Calzada, Badajoz, que es la que me los recomendó hacer. 

Gracias amiga, están riquísimos.

jueves, 24 de mayo de 2012

Plum Cake de queso y chocolate


Plum cake de queso y chocolate.

Esta receta es de las mías personales, de mis experimentos entre varias recetas diferentes, algo que vereis muy a menudo en mi recetario.


Un día que estaba usando el horno para un asado, se me ocurrió hacer un bizcocho de yogurt aprovechando el calor del horno, pero en vez de yogur usé queso crema porque fui a cojer el yogur y me encontre con el sitio "alguien lo cogio sin preguntar"
  
No me importó mucho el cambio ya que me gustó tanto el resultado que desde entonces lo repito a menudo, esta vez me he atrevido a añadirle chocolate.


Espero que os guste, pensar queso y chocolate, menuda combinación. 

Lo vais a encontrar mas de una vez en mi blog, jejeje.

Ingredientes para un molde clásico de cake:
- 250g de harina de repostería
- 2 huevos L
- 100g de mantequilla sin sal en pomada
- 200g de queso de untar
- 150g de azúcar glas
- 2 cucharaditas rasas de levadura química
- 100g de chocolate de cobertura



Como hacer:
Precalentar el horno a 180/190 grados.

Tendremos todos los ingredientes a temperatura ambiente al menos dos horas antes de usar.

Batir en un bol los huevos con el azúcar hasta que estén cremosos.


 

Añadir el queso removido y la mantequilla en pomada y seguir batiendo.


Echar la harina tamizada junto a la levadura.

 mezclar bien, queda de esta textura cremosa.

Rallar encima del bol la mitad del chocolate y la otra mitad añadirla en trocitos y mezclar con una lengua o cuchara de goma.




Untar un molde de cake con un poco de mantequilla o aceite de girasol y espolvorear con pan rallado (eso nos ayudará mucho a la hora de desmoldarlo).

Echar la masa y aplanarla un poco con la cuchara para igualarla. 

Dar unos golpecitos contra la encimera para que se asiente y eliminar posibles burbujas.


Hornear a 180º en la parte medio baja del horno. 
Calor  arriba y abajo sin aire, durante 35-40 minutos hasta que al pincharlo salga el palillo limpio. 

*Os aconsejo echar un par de hielos en el fondo del horno justo cuando metais el molde, de esta manera se genera vapor y ayuda a que salga mas esponjoso.

 Dejar enfriar sobre rejilla y desmoldar.

Colocar en bandeja de presentación.

Una vez frío, podeis decorarlo como os apetezca, yo simplemente lo he espolvoreado con azúcar glas.
 

 Aquí os enseño el corte para que veáis como queda por dentro.


Que lo disfrutéis. 


Gracias por vuestra visita y no olvideis compartir si os gusta.

Si os animais y lo probais no os olvideis de enseñarme vuestras fotos. 







domingo, 20 de mayo de 2012

Brioch con cabello de ángel


Brioch con cabello de ángel

En esta ocasión, me he decidido por hacer un Brioch como a mí mas me gusta.
Lo hice la semana pasada, pero hasta hoy no he podido publicarlo.
Tenia una fiesta en la que venían 20 personas a merendar y se me ocurrió hacerlo en porciones y así todos los invitados tendrían su trozo con el relleno.
Yo lo he hecho en 24 raciones, pero vosotros lo podéis hacer en las porciones que mas os convengan.
Ingredientes:
- 100ml leche
- 25g de levadura fresca
- 400g harina de fuerza
- 100g harina normal o de repostería
- una pizca de sal
- 12 cucharadas de azúcar (yo le he puesto la mitad, ya que al rellenarlo con el cabello de ángel, este ya es muy dulce y mis invitados eran personas mayores y por eso de cuidar el exceso de azúcar, jejejeje)
- 3 huevos grandes
- 8 gotas de esencia de vainilla
- 1 bote de cabello de ángel ya confitado
- 100ml de manteca de cerdo blanca del tiempo.

Como hacer:
Primero hacer la masa madre con la levadura, la mitad de la leche templada a 40º y la harina normal.



Mezclar bien con los dedos y dejar en un bol untado con aceite hasta que doble su volumen, durante 20 minutos.

En un bol grande, mezclar el resto de ingredientes secos. Batir los huevos con la vainilla y juntar a la mezcla de harina.


Añadir la mitad de la manteca, mezclar todo bien excepto: la mitad de la manteca que reservamos y la leche que teníamos guardada.

Cuando todo este bien integrado, añadir la masa de levadura. 

Amasar bien durante al menos 5 minutos.
Dejar reposar en un lugar calido 30 minutos.
Hacer un churro largo y cortar en tres trozos más o menos iguales.

Ahora cada trozo, lo estiramos fino con el rodillo, haciendo mas o menos un rectángulo del tamaño de un folio.
Untamos con la mano la manteca bien por todos los lados.

Rellenamos con un tercio del cabello de ángel, así en un lado según os muestro.

Ahora enrollarlo bien así como os enseño en la foto, sellando bien el borde y las puntas.


Cuando tengamos los tres churros, marcar las porciones, yo en este caso las he dividido en ocho.

Cortar y colocar en una bandeja de horno que tendremos untada con mantequilla y espolvoreada con harina para que no se nos pegue.

Dejarlos un poco separados, pues deben crecer un poco y reposar en el horno precalentado a 50º pero apagado, durante 25 minutos.
Mientras calentáis el horno a 180º, pincelar con la leche que teníamos guardada, toda la superficie.

Hornear en la parte medio baja del horno a 180º arriba y abajo y si tenéis la posibilidad de aire, dejarlo a 170º.
Cocer 25 minutos.
Tiende a dorarse bastante, si veis que a mitad de cocción esta dorado, cubrirlo con papel albal hasta el final del tiempo.

Dejar enfriar totalmente antes de desmoldarlo.
Colocar en bandeja de presentación.
Aquí os enseño una porción y el corte con el relleno.



 Espero que os guste.