sábado, 28 de julio de 2012

Repápalos dulces


REPAPALOS DULCES EXTREMEÑOS
también llamados en muchos pueblos bollos de leche o borrachitos en el norte sí son de vino. 

*En Extremadura los borrachitos son una especie de pestiño de vino, qué pronto os enseñaré.
    
Esta receta "como muchas otras" se la debemos a nuestras abuelas, esas mujeres que con prácticamente nada hacían postres deliciosos con los pocos recursos de los que disponían.


Ellas usaban mucho el aprovechamiento del pan, se amasaba y horneaba una vez en semana y claro, se hacían varios panes, 
un bien preciado en tiempos de pobreza, bien para sopas, migas, torrijas y estos postres.

Por eso mismo, va por ellas esta entrada.

Receta extremeña, que se ha puesto muy de moda en los restaurantes y lo sirven como uno de los mejores postres extremeños. Para los niños se hacen de leche, pero para los más mayores se le puede poner un chorrito de anís.

Ingredientes (salen para 6 comensales golosos, jeje. ;)
- 2 huevos medianos
- 3cucharadas soperas de azúcar (que podéis cambiar por edulcorante)
- 1 litro de leche
- ½ pan tipo candeal duro, de dos días.
- 1 cáscara de naranja (yo, en esta ocasión, no tenia fresca y le he puesto seca)
- 1 rama de canela.

Aceite de girasol para freír.

Canela en polvo para espolvorear (si no os gusta la podéis suprimir)

Pan rallado para envolverlos.

Como hacer:
En una cazuela se pone la leche y el azúcar o edulcorante al gusto, se añaden la cáscara de naranja y la canela y se lleva a ebullición lenta. 
Si vamos a hacerlos para adultos, podemos además añadir una copa de anís.


Cuando hierva lo bajamos al mínimo para que lo haga despacito, dejamos aromatizar 5 minutos y se retira del calor.

Vamos cortando el pan en rodajas pequeñas y finas (lo que las abuelas llamaban a sopas).

Las echamos en un bol y cogemos una taza de la leche hervida y vamos empapando con ello el pan.



Cascamos los dos huevos en un bol y los batimos bien.


Se le echa la miga de pan remojada en la leche hervida.

Aplastamos mezclándolo bien, que se moje por todos lados.

Dejamos reposar 20/30 minutos para que empape bien. 

Pasado este tiempo, comprobamos con la cuchara que no ha quedado ningún trozo duro.

Cogemos con dos cucharas porciones pequeñas porque crecen mucho al cocer, del tamaño de una croqueta mediana y las pasamos por pan rallado.


Cuando las tengamos todas envueltas, las freímos a temperatura medio alta en una sartén con abundante aceite de girasol.


Las dejamos escurrir en una bandeja con papel de cocina hasta que tengamos todos fritos.

Retiramos la cáscara de naranja y la rama de canela de la leche (entre el tiempo de hervido y el reposo, ya esta suficiente aromatizada)

Se meten los repapalos en la leche, que queden bien cubiertos, 
(si veis necesario, añadir un poco mas de leche)
 y se dejan cocer a fuego muy suave durante 15/20 minutos, 
dándolos la vuelta de vez en cuando, hasta que notéis que están blanditos (se nota al pincharlos con un tenedor).

Poner en una fuente honda junto a la leche que nos ha quedado y dejamos enfriar 3 horas en el frigorífico.

Para servirlos, se colocan tres o cuatro repápalos por persona en un cuenco de barro, depende de lo golosos qué seáis, se bañan ligeramente con la leche de la receta y se espolvorea por encima canela molida.

Variantes: 
Estos bollos también se hacen de vino blanco,cuanto mejor sea el vino, más buenos salen, en mi casa se hacían de las dos maneras.
De hecho a mí padre era como más le gustaban, llamándolos Repápalos borrachos o borrachitos. 

Para elaborarlos se hace un almibar a partes iguales de agua y vino con el doble cantidad de azúcar;
* Se hacen igual: Mojar el pan con el almibar de vino blanco endulzado y en vez de cocerlos con leche, hacerlo en éste almíbar de vino, quedando muy suaves. Para servirlos, regar con ello. 



Veréis que postre más rico, tienen el sabor de las torrijas pero en vez de rodajas de pan se elaboran con pan duro.
Os los recomiendo.


Esta receta también la ha realizado mi amiga Lola García Blaya del blog: 
http://lolacoci.blogspot.com.es/2013/11/repapalos-dulces-con-leche.html

Gracias amiga mía, espero que te gusten tanto como a mí. Ahora estamos unidas por una riquísima receta.
Que os aprovechen.

lunes, 23 de julio de 2012

Yogur casero rapido y facil sin yogurtera


Yogur casero “en el horno”.


Otra de las recetas que les hacia a mis hijos cuando eran pequeños es ésta, sencilla, rápida y riquísima.

Mi hijo mayor me decía siempre que le gustaban más los yogures “sin tapa” que le hacía yo, que los comprados.

Como habéis leído en el titulo, los hago en el horno, aprovechando cualquier día que lo he usado y no es necesario usar yogurtera (un artilugio menos que hay que tener).

Después de hacer cualquier asado o bizcocho y con el horno ya apagado
cuando el horno aún está a menos de 100º pero mas de 70º
metemos los vasos con la mezcla del yogur sobre una bandeja,al baño María y los dejamos dentro toda la noche, al menos 8 horas y ya veréis que yogures mas buenos tenéis.


Con estas cantidades salen: ocho del tamaño del vasito de yogur de cristal, 
*yo ya no tengo de esos vasitos, así que he usado 6 vasos medianos que tengo, de unos 200ml cada uno pero sin llenar hasta arriba, pero sirve cualquiera que tengáis.

Ingredientes:
- 1 litro de leche entera (si la conseguís fresca, es la mejor pues tiene más materia grasa, si no la encontrais en los frescos del super os sirve la envasada)* puede ser sin lactosa

- 1 yogur natural sin azúcar (en esta ocasión no tenia natural y he usado uno de frutas del bosque, de este modo podéis ver qué sirve cualquiera)* puede ser sin lactosa.

- si los queréis azucarados, tantas cucharaditas rasas de azúcar como vasitos de yogur vais ha hacer, aunque recomiendo no poner hasta el final porque cuajan mejor. *Si no puedes tomar azúcar, edulcorar una vez hechos.


Si los queréis hacer de fresa, añadir a la leche el batido de 200g de fresas naturales pasadas por un colador (lo mismo con cualquier fruta que os guste, incluso vainilla).

* Si los queréis de chocolate, añadir 200g de chocolate a la taza a la leche, nada mas hervir y mezclar bien, esperamos a que entibie antes de añadirle el yogur.

Se pueden hacer de muchísimas opciones y sabores, siempre contando 200g de la fruta elegida. 

Le podéis poner la fruta triturada o bien ponerle en trozos, también sirve la desecada, tipo arándanos, pasas, orejones, etcétera y si os gusta podemos poner cereales como muesli.

Ya veréis como cuando los probéis, no vais a querer otros.

Como hacer:
Ponemos a hervir la leche con el azúcar si los queréis azucarados, aunque Recomiendan no ponérsela y que cada cual le añada al gusto, esto hará que cuaje mejor sin azúcar.


Cuando ha subido el hervor, retirar del calor y dejamos templar a temperatura ambiente hasta que al meter un dedo, no notemos mucho el calor (unos 40º).



No la dejaremos enfriar del todo, añadimos el yogur base que tenemos a temperatura ambiente y si los queremos de frutas, poner la fruta elegida y removemos muy bien hasta que este todo bien mezclado.


Ponemos los vasitos de cristal en una bandeja honda preparada con un dedito de agua FRÍA en el fondo
los rellenamos más o menos todos por igual. 

NO OS PREOCUPEIS. COMO EL CALOR DEL HORNO YA APAGADO  VA EN DECRECIENTE, NUNCA VAN A SUPERAR LOS 38-40 GRADOS.


Los cubrimos bien con papel de aluminio DOS CAPAS JUNTAS y los metemos así en el horno apagado *pero que esté a un mínimo de 70º, dejándolos sin moverlos al menos durante 8 horas dentro

"los de frutas, los suelo dejar 10 horas o como os he dicho antes, toda la noche". 

No os asustéis, después de haber usado el horno para cocinar, una vez que se apaga, en poco más de dos horas el calor está ya en unos 50° y se mantiene siempre que esté la puerta bien cerrada.


Cuando los sacamos, los tapamos bien uno a uno, con un poco del papel de aluminio.


Cada vez que queráis hacer yogur, no es necesario volver a comprar yogures, solo tenéis que usar uno de los que habéis hecho y ya tenéis otros tantos yogures para degustar.

* Los de limón, los de naranja, los de piña y los de kiwi, hay que ayudarles un poco. 
Recomiendo poner dos hojas de gelatina neutra hidratada, justo después de hervir y antes de que la leche entibie y después le mezcláis la fruta y el yogur con la leche ya templada, ya que estas frutas son muy ácidas y les cuesta más cuajar o también podemos añadir dos cucharadas soperas de LECHE EN POLVO, así quedarán más cremosos.

Duran bien tapados en el frigorífico, durante 6 días, aunque os aseguro que si no los escondes, van a desaparecer en un solo día.


Espero que esta receta os guste tanto como nos gusta a nosotros en casa, qué probéis todas las opciones que os cuento en la receta. GRACIAS.




viernes, 20 de julio de 2012

Bizcochitos de bocado (Pop cake)



Bizcochitos de bocado (Pop cake) fáciles y rápidos.
Estos bizcochitos, del tamaño de un chupa-chups, es ideal para hacer a los niños en los cumpleaños.
Os voy a dar la receta de los que yo suelo hacer.
La base es una simple masa de bizcocho, galleta, magdalena o cualquier bizcochito que tengáis duro por casa, que se desmenuza y se mezcla con queso crema y azúcar en polvo, también con leche condensada o simplemente con nocilla.
Esta masa se moldea hasta conseguir unas bolitas, tipo albóndigas, y finalmente se les clava un palito como el del chupa-chups.
Para decorarlas basta con sumergirlas en chocolate o glasé de azúcar. Los podéis dejar así o adornar como más os gusten.
Ingredientes:
- 100g de bizcochos duros.
- 100g de cereales de chocolate.
- 100g de queso crema de untar.
- 100g de leche condensada.

Necesitáis una bandeja de corcho blanco, es ideal para pincharlos y dejarlos secar.
Chocolate a vuestro gusto para adornar.
Fideos de chocolate, de colores, coco, corazones de azúcar, etc…
Como hacer:
Es muy sencillo, una vez pesados los bizcochos y los cereales.




Los metemos en el vaso de la batidora y los trituramos, también los podéis simplemente machacar con un mortero.
Tienen que quedar como si fuesen pan rallado.

En un bol, echamos el queso crema y la leche condensada.

Batimos con un tenedor, (igual que si estuviéramos batiendo huevos), hasta que esté todo bien mezclado.

Añadimos los bizcochos triturados y mezclamos bien con las manos.


Hacemos bolitas pequeñas, como los chupa-chups y los dejamos secar en un plato, en el congelador, durante 10 minutos.

Derretimos el chocolate elegido, en el microondas, con una cucharadita de mantequilla.


Pasamos la punta de los palitos por el y los vamos pinchando en cada bolita.


Si elegís chocolate con leche ó chocolate blanco, es posible que al calentarlo, se os quede endurecido, ya que este chocolate, tiene menos cacao. 

Se soluciona añadiendo una cucharada de leche, calentándolo un poco más y mezclándolo bien.

Pasamos por el chocolate cada bolita, bien por todos los lados.


Los vamos pinchando en la bandeja y los dejamos escurrir, al menos 30 minutos en el frigorífico.

Los de chocolate blanco, los tenéis que dejar endurecer y pasarlos otra vez por el chocolate.

Los adornáis como más os guste.
Yo, unos los he dejado simplemente con chocolate negro, otros con chocolate con leche y coco, otros con chocolate blanco y les he hecho caritas con los corazones de azúcar.


Como yo no tiro nada, con el chocolate que me ha sobrado, he hecho galletas con chocolate y coco, una tableta fina del chocolate blanco (que romperé en trozos y usaré para adornar cualquier otra receta) y con el chocolate de cobertura, he hecho pequeñas medallas que ya usare en otra ocasión.

Espero que os gusten y se los hagáis a los niñ@s.

Foto de esta receta copiada por mi prima Guadalupe Calleja.